martes, 20 de febrero de 2018

FAUSTO COPPI, LAS DIFICULTADES DE UN IDOLO.



Fausto Coppi en el Trofeo Baracchi de 1953


En mayo de 1945 finalizo la Segunda Guerra Mundial e Italia fue liberada por los Aliados y Mussolini ya muerto, termino colgado en una gasolinera de Milan. Fausto Coppi, el Gran Campeon italiano paso todo tipo de miserias y penurias en Mejez-el-Bab, un campo de prisioneros de Tunez, y despues en otro de Blida, en Argelia.
Por suerte, gracias a la mediacion de un amigo fue trasladado a Caserta, ya en Italia, para ser conductor de camiones en un campo de la R.A.F. (fraccion del ejercito rojo)*. Despues, fue nombrado ordenanza de un oficial britanico, el teniente Towell, que no sabia nada de ciclismo.
La presencia de Coppi en Caserta llego a oidos de un periodista local, Gino Palumbo, que escribio sobre Coppi y su articulo llego hasta Roma, interesando tanto a aficionados como a un constructor de bicicletas, el señor Nulli. Este ultimo, hablo con los mandos de la R.A.F. que le permitieron a Coppi volver a correr algunas carreras vistiendo los colores del fabricante romano.
Coppi volvio a ser feliz por aquella oportunidad de volver a la competicion pero tambien afirmaba ser una sombra de lo que llego a ser. Tenia dudas y temores por lo que le deparase el futuro. Asi, reaparecio en el velodromo de la Via Appia, en Roma, donde gano 6000 liras pese a sus precarias fuerzas. No obstante, mantenia intacta su clase y logro ser cuarto en el Criterium de Napoles, para ganar despues la Copa Salvioni y la Copa Cabdelotti.
Finalmente, en verano de 1945, Coppi pudo regresar a casa y lo hizo en bicicleta, pedaleando en pequeñas etapas. Se sentia triste al haber perdido por el conflicto belico 3 años de su vida deportiva pero tambien afortunado por seguir con vida. A punto de cumplir 27 años, Coppi estaba quebrantado y disminuido. La inactividad deportiva y una mala alimentacion durante su cautiverio habian reducido notablemente su masa muscular, especialmente la de los muslos, que era la mas poderosa y cuyo perimetro se habia reducido 2 centimetros.
Sin embargo, Fausto seguia siendo un fuera de serie y el domingo 8 de julio de aquel verano, vencio de forma contundente su primera carrera tras la Gran Guerra, el Circuito de los Ases de Milan, ante 50000 espectadores y rodando a una media de 42.500 km/hora. De esta forma, Coppi se reencontro a si mismo en Milan, ciudad en la que en 1942 establecio el Record de la Hora en el velodromo Vigorelli de esta ciudad, con una marca de 45.871 km, un record que duro 24 años hasta la plusmarca de Jacques Anquetil en 1966.
Ya casi recuperado fisica y moralmente, termino 1945 rompiendo su contrato con Legnano y decidio firmar por el equipo Bianchi, escuadra en la que el Campionissimo italiano estaria ligado durante una decada. Para Coppi concluyo una etapa de su trayectoria ciclista e inicio otra nueva que le enfrentaria, aun mas enconadamente si cabe con Gino Bartali, jefe de filas de su antiguo equipo. Este cisma dividio a Italia en Coppistas y Bartalistas.
El primer chispazo entre ambos corredores se produjo el 19 de marzo de 1946, en la Gran Clasica de Milan-San Remo. En aquella edicion de la Classicisima y tras darse la salida de la misma, Coppi se escapo del peloton junto a 8 corredores mas, a los que descolgo en las rampas del Passo del Turchino (532 metros). Tras coronar esta subida, a 140 kilometros de meta, Coppi se arriesgo y no espero a sus perseguidores, iniciando asi un descenso a tumba abierta.
Al paso por Voltri llevaba ya 8 minutos de ventaja sobre el siguiente ciclista, el frances Lucien Teisseire. El gran Fausto iba desencadenado, ciego, tanto que si un motorista de carrera, apellidado Carini, no le bloquea el paso, hubiese acabado bajo las ruedas del expresso de la Costa Azzurra. Volviendo a montar en su bicicleta, Fausto siguio lanzado, como un proyectil, con un rictus de sufrimiento por el esfuerzo apenas disimulado por sus grandes dones fisicos. A su lado, un joven periodista de la RAI, Mario Ferretti, retransmitio su escapada en unos terminos que hoy son ya leyenda en la historia del ciclismo. Dijo que Un Hombre solo encabeza la carrera y su jersey es blanquiceleste, se llama Fausto Coppi.
Los tifosi italianos, en los margenes de la carretera, animaban euforicos a Coppi. Tras Fausto, ya muy lejos, el galo Teisseire pedaleaba como un poseso para evitar ser cazado por el grupo de Bartoli, Ricci y Camellini, que habian realizado una rapidisima ascension al Capo Berta. Pero para ellos no habia nada que hacer porque Coppi estaba ya casi en meta. Tras sus 170 kilometros de fuga, 140 de ellos en solitario, Coppi gano aquella Milan-San Remo con 14 minutos de ventaja sobre el segundo clasificado, Teisseire y 18 sobre Ricci y Bartali. Este ultimo no acepto la derrota y prometio venganza. El conflicto estaba servido.
Aquel año tambien gano 3 etapas del Giro aunque la general se la llevaria Bartali, el Gran Premio de las Naciones, el Circuito de Lugano y el Giro de Lombardia. En 1947, siete años despues del primero, vencio su segundo Giro de Italia. En 1949,se produjo la consagracion internacional definitiva de Fausto. Tras vencer por tercera vez la Milan-San Remo (se impuso la edicion anterior) y el Giro de Lombardia por cuarta vez (antes vencio en 1946-47-48 y luego en 1954), tambien se adjudico su tercer Giro de Italia.
En aquella edicion de la Corsa Rosa, gano una inolvidable etapa entre Cuneo y Pinerolo yendo 192 kilometros en solitario. Ademas, durante aquella temporada alcanzo la plenitud de su carrera deportiva. Con su tercer Giro en el bolsillo, afronto su primer Tour de Francia,e n el que Fausto empezo de forma pesima tras perder mas de media hora en la primera etapa. No obstante, supo recuperarse y domino las 2 etapas contrarreloj. Ademas, vencio la etapa entre Briancon y Aosta. De esta forma, consiguio el triunfo en la general siendo el primer ciclista que logro vencer Giro y Tour en el mismo año, naciendo en Francia el mito de Fosto.**
En 1950, Fausto Coppi arranco la temporada de forma magistral. Se impuso en la dura Paris-Roubaix y en la Flecha Valona. Sin embargo, la suerte le fue esquiva al Campionissimo transalpino cuando en la etapa del Giro entre Vicenza y Bolzano, un corredor que va por delante hace caer a Coppi, provocandole la fractura de tres costillas dando por terminada la temporada. Al año siguiente (1951), Fausto vio como su hermano Serse, tambien ciclista, murio en el Giro del Piamonte debido a una caida. Este desgraciado suceso afecto mucho a Fausto que realizo un Giro discreto. Sin embargo, en el Tour de Francia de ese mismo año y pese a sufrir una crisis nerviosa durante aquella edicion de la ronda gala, gano la etapa alpina entre Gap y Briancon.
Tambien en 1952, volvio a tener una gran temporada tras imponerse en 3 etapas del Giro y la victoria final de la Corsa Rosa (su cuarto Giro). Despues, vencio 5 etapas en el Tour de Francia, siendo una de ellas la primera llegada a Alpe Huez de la historia de la ronda gala. Desde entonces, la Grande Boucle dedica una cima a Coppi en cada edicion de la carrera francesa. Asi, Fausto llego con el maillot amarillo a Paris y completo, de esta forma, su segundo doblete Giro-Tour en la misma temporada.
En 1953 vencio su quinto Giro de Italia y tambien gano el Campeonato del Mundo de Ruta en Lugano, pero su rendimiento estuvo mermado por asuntos extradeportivos como su separacion matrimonial y su polemica relacion con Giulia Occhini, que era la mujer del doctor Locatelli, apasionado seguidor de Coppi. Giulia Occhini fue conocida como la Dama Blanca. Coppi y Occhini tuvieron una larga historia de amor, que llego a ser condenada publicamente por el propio Papa Pio XII. De esta forma, Coppi y su primera mujer Bruna Ciampolini, con la que se caso en noviembre de 1945 y tuvo una hija, Marina, que nacio en 1947, decidieron separarse en 1954, mientras que el doctor Locatelli denuncio a Giulia Occhini por adulterio. Debido a ello, la mujer ingreso en prision y a Coppi se le retiro el pasaporte. Tras numerosas dificultades, la pareja se caso en Mejico, pero el matrimonio nunca fue reconocido en Italia. Tuvieron un hijo, Faustino.
A lo largo de su trayectoria ciclista, lucio y llevo la Maglia Rosa durante 31 jornadas y el maillot amarillo durante 19 dias. Ademas, fue hasta 4 veces Campeon de Italia en Ruta (1942-47-49 y 1955), mas un par de veces subcampeon (1948 y 1954), y otras 4 veces Campeon en la modalidad de Persecucion (1940-41-42 y 47). Tambien logro ser bicampeon mundial en esta especialidad en 1947 y 49. Por otra parte, otros resultados destacables de su nutrido y rico palmares fueron el tercer puesto en el Mundial en Ruta de 1949, la segunda posicion en el Giro de 1955, tres ediciones del Giro de Emilia (1941-47-48), tres Premios de la Montaña tanto en el Giro como en el Tour, y 4 ediciones del Trofeo Baracchi, entre otros.
Se le considera como uno de los mejores ciclistas de todos los tiempos aunque la comparacion de corredores de distintas epocas es algo arriesgado porque en el caso de Coppi, la Segunda Guerra Mundial interrumpio su carrera, al igual que la Primera Guerra Mundial freno la del belga Philippe Thys (tricampeon del Tour en 1913-14 y 1920 mas trece etapas y del Giro de Lombardia de 1917, entre otros). Coppi lo gano todo y era elegante, y solo Eddy Merckx tuvo y sigue teniendo un palmares superior al resto. De acuerdo con su palmares, figura en la posicion numero 3 de la Clasificacion de los 100 Mejores Ciclistas de todos los tiempos del Cycling Hall of Fame de la UCI siendo el primer clasificado el ya citado Eddy Merckx, El Canibal, y segundo clasificado el breton Bernard Hinault. Su gran rival, Gino Bartali, figura en sexta posicion de esta prestigiosa clasificacion.

Por Daniel Almenara (c)

* Royal Air Force (nota de AIHEC)

** Fausto (nota de AIHEC)