jueves, 2 de febrero de 2017

Copa España (1939)

Copa España 1939
(Fotos: Arquivo pessoal de Eduardo Lopes ©) 

Espanha, Julho de 1939. 
Escassos 3 meses após o término da Guerra Civil, a UVE endereça um convite à sua homóloga portuguesa UVP, a fim de participar na prova velocipédica designada de Copa España, a realizar-se no Parque da Cidadela, em Barcelona, no âmbito das Festas da Vitória, também designada como os 50 Km de Barcelona (33 voltas). Igual convite foi endereçado às entidades reguladoras do ciclismo da Alemanha e de Itália. Carregada de significado político, a prova reuniu os melhores velocistas e sprinters daqueles países. De Itália, o campeão Learco Guerra, Fabio Battesini e Carmine Saponetti. Da Alemanha, Harry Saager, Emil Shopflin e Max Bartoszkiewicz. De Portugal, os melhores sprinters da altura, Ildefonso Rodrigues e Eduardo Lopes e ainda Francisco Duarte. De Espanha, Mariano Cañardo, Federico Ezquerra, Fermin Trueba, Juan Plans, Flaquer, Goenaga, Olmos, entre muitos outros. A fina-flor do ciclismo daqueles países estava presente. 47 corredores no total. À mesma, assistiu o Ministro dos Assuntos Exteriores de Itália, Conde Ciano, que se encontrava de visita a Espanha. A delegação portuguesa, chefiada pelo Presidente da UVP, Álvaro de Oliveira, deslocou-se a Barcelona de automóvel. Atravessa praticamente todo o país, tendo tido a oportunidade de testemunhar a devastação que a guerra provocara. A vitória essa, coube ao italiano Fabio Battesini com 95 pontos, seguido do campeoníssimo Learco Guerra com 26 e de Juan Plans, Campeão de Espanha de Velocidade, com 16. Ildefonso Rodrigues de Portugal, classificou-se em 6º, com 4 pontos. Eduardo Lopes ganha um sprint e classifica-se no 7º lugar, com 3 pontos. Toda a peripécia da viagem e da prova, encontra-se relatada ao pormenor no livro Copa España, uma edição da Bubok.

España, julio de 1939.
Escasos tres meses después del final de la Guerra Civil, la UVE dirige una invitación a su homólogo portugués, la UVP, para participar en la prueba velocipédica designada Copa España, que tendrá lugar en el Parque de la Ciudadela en Barcelona, ​en el ámbito de las Fiestas de la Victoria, también conocida como los 50 kilómetros de Barcelona (33 vueltas). Misma invitación fue dirigida a los reguladores de ciclismo de Alemania e Italia. Cargada de significado político, la prueba reunió los mejores velocistas y sprinters de esos países. De Italia, el campeón Learco Guerra, Fabio Battesini y Carmine Saponetti. De Alemania, Harry Saager, Emil Shopflin y Max Bartoszkiewicz. De Portugal, los mejores velocistas de ese tiempo, Ildefonso Rodríguez y Eduardo Lopes y todavía Francisco Duarte. De España, Mariano Cañardo, Federico Ezquerra, Fermín Trueba, Juan Plans, Flaquer, Goenaga, Olmos, entre muchos otros. La fine flor del ciclismo de esos países estaba presente. Un total de 47 corredores. Al mismo, asistieron el Ministro de los Asuntos Exteriores de Italia, el Conde Ciano, de visita en España. La delegación portuguesa, encabezada por el Presidente de UVP, Álvaro de Oliveira, fue de coche a Barcelona. Atravesa prácticamente todo el país, después de haber tenido la oportunidad de ser testigo de la devastación que la guerra había causado. El ganador ese, fue el italiano Fabio Battesini con 95 puntos, seguido por el gran campeón Learco Guerra con 26 y Juan Plans, Campeón de España de velocidad con 16. Ildefonso Rodrigues de Portugal, 6º clasificado, con 4 puntos. Eduardo Lopes gana un sprint y se ubica en el séptimo lugar con 3 puntos. Todas las vicisitudes del viaje y de la prueba se presentan en detalle en el libro Copa España, una edición de Bubok.

Eduardo Lopes treinando e recebendo flores no final da prova
(Fotos: Arquivo pessoal de Eduardo Lopes ©)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada